¡Aprende cómo aprovechar la energía solar para ahorrar en casa!

Última actualización: 16.10.19

 

Una de las ventajas de vivir en Europa, específicamente en España, es que se reciben más horas de luz solar en comparación con otros países y, gracias a los avances tecnológicos, ahora es posible aprovechar esa energía natural en el ámbito doméstico. Según lo expresado por algunos expertos, España junto con Portugal son los países que disfrutan de un mayor número de horas de luz solar, aproximándose a un rango de entre 2.500 horas y 3.000 horas por año, por lo que no es de extrañar que las opciones para aprovecharla sean más populares y comercializadas en estos países.

Desde hace algunos años, el uso de placas solares para obtener energía se ha vuelto cada vez más popular. Al ser un método para conseguir electricidad sin afectar el ambiente y con una fuente de energía prácticamente infinita, el aprovechar la luz solar puede ser una de las mejores opciones para ahorrar dinero en el gasto de electricidad. Ahora, profundizaremos un poco el tema para que puedas conocer las diferentes alternativas.

 

¿Qué es la energía solar?

Nuestra estrella más cercana, el Sol, es la mayor fuente de radiación electromagnética del sistema planetario. Es capaz de emitir calor, luz y radiación, por lo que es también una fuente renovable de energía que puede ser captada, almacenada y transformada con diversos métodos en la Tierra.

Uno de los aspectos más llamativos de utilizar energía solar en vez de otro tipo es que ésta no tiene efectos contaminantes en el ambiente, razón por la que es actualmente estudiada y analizada para desarrollar nuevos métodos de obtención que sean más eficientes para que, un día, se pueda suplantar toda fuente de energía mineral existente. Al lograr esto, la contaminación podría disminuir considerablemente, además de que se dejarían de necesitar represas de agua que afectan tanto la armonía de la naturaleza como el correcto desarrollo de los seres que habitan cerca.

Hoy en día, se puede disponer de dos alternativas o métodos para aprovechar la energía solar y saber qué radiador comprar: la fotovoltaica y la térmica.

 

Placas fotovoltaicas

El primero emplea placas fotovoltaicas, las cuales están fabricadas con células fotovoltaicas capaces de recibir la luz solar y transformarla en energía eléctrica. Estos sistemas son bastante prácticos, dado que pueden ofrecer energía DC directamente, permitiéndote conectar todo tipo de aparatos electrónicos. Sin embargo, para poder disfrutar plenamente de los beneficios de estas placas y ser autosustentable, se necesitaría de una instalación de tamaños considerables teniendo en cuenta la cantidad de personas que habitan dentro de la propiedad y el número de dispositivos que requieren de energía eléctrica para funcionar.

 

 

Panel solar térmico

La segunda alternativa es una de las más populares por su practicidad y beneficios. Los paneles solares térmicos son colectores capaces de acumular la energía solar para calentar un fluido. Cuando indicamos que son prácticos es porque este tipo de sistemas son compatibles con uno de los componentes que más consumen electricidad en casa: el sistema de calefacción.

Aunque existen opciones en radiadores que son más caras de utilizar que otras, la verdad es que, a fin de cuentas, si se trata de un modelo eléctrico, deberías de emplear complementos para mejorar su desempeño y evitar mantenerlo a la máxima potencia, ya que esto se sumaría considerablemente a tu factura de gastos eléctricos del mes.

Si instalas un sistema de calefacción con tubos de agua caliente, podrías mantener la temperatura de tu hogar e incluso el agua de los grifos a una temperatura determinada sin gastar demasiado, dado que obtendrías parte de la energía de tus paneles solares.

En caso de que te interese esta opción, debes tener en consideración aspectos como la capacidad del sistema. Por ejemplo, si quieres disminuir el consumo eléctrico de la calefacción entre el 20% y el 35%, necesitarás de al menos un panel de 1 m² por cada 10 m² de vivienda.

Asimismo, no debes pasar por alto cuántas personas se beneficiarán del agua caliente. Según la opinión de algunos expertos, se puede indicar que 150 litros de agua aproximadamente son suficientes para satisfacer las necesidades diarias básicas de una pareja, mientras que, si compartes el agua con otras cinco personas, necesitarás de un depósito de mínimo 250 litros de capacidad.

 

Beneficios de utilizar energía solar en casa

Como fue mencionado, además de ser mucho más respetuoso con el medio ambiente, el uso de energía solar transformada en electricidad para usar los equipos en casa puede ser muy ventajoso en diferentes aspectos.

Uno de ellos es, obviamente, el gasto que supone usar dichos equipos. Si los enciendes y usas con energía solar, estos no consumirán electricidad, por lo que te resultarán prácticamente gratis.

 

 

También se debe indicar que el aumento del uso de la energía solar podría tener un impacto en el coste del combustible fósil, dado que se estaría ofreciendo una alternativa mucho más económica. De hecho, ya existen automóviles que pueden desplazarse únicamente con baterías y estas podrían cargarse con una fuente de energía almacenada mediante la luz solar.

No está demás recordar que, al poder adaptarse como complemento del sistema de calefacción, también podrías combatir las temperaturas invernales con ayuda del sol. Si inviertes lo suficiente en un sistema que ofrezca una buena administración, captación y distribución de la energía, podrías disfrutar de un ahorro significativo aún si mantienes la calefacción encendida durante todo el día.

Por último, pero no menos importante, quizá te sorprenda lo prácticos que pueden ser los sistemas de paneles solares térmicos para calentar el agua. Al tener disponible un depósito con la cantidad de agua caliente suficiente para satisfacer las necesidades de todos los miembros de la familia, te será mucho más cómodo llegar a casa, darte una ducha relajante y prepararte para descansar.

Asimismo, si adquieres un depósito lo suficientemente grande como para que trabaje con un sistema de calefacción mediante tuberías de agua caliente, podrías también reemplazar tu radiador y así disfrutar de un ambiente acogedor sin tener que gastar un solo euro en electricidad o combustible.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...