Alivio para la piel con psoriasis  

Última actualización: 29.05.20

 

Además de la respiración y hacer de los ejercicios una rutina de vida para domar el estrés, tienes otras alternativas a las que puedes acudir para aliviar los incómodos efectos de la psoriasis en tu piel. De esta manera, evitarás que esta afección interfiera con una vida llena de salud física, mental y emocional.

  

Tal vez, eres contado entre los millones de personas en el mundo a las que se les ha diagnosticado psoriasis. En caso de ser así o que estés buscando información sobre ella porque tienes sospecha de que la padezcas, es importante que no te desanimes ante las palabras médicas de que es incurable. 

Ciertamente, todas las investigaciones de especialistas lo dicen, pero, de la misma manera, un grupo de expertos se ha dedicado con éxito a tratamientos sistémicos y tópicos que traen alivio a la piel, inclusive, con los brotes más severos. 

Aunque sepas que la psoriasis es considerada benigna, esta reacción en tu piel tiene consecuencias muy desagradables. A veces, esa picazón se torna insoportable cuando por estrés los parches se evidencian de manera más clara y la ansiedad y la desesperación pasan a ser problemas con los cuales también debes lidiar. 

 

Fototerapia 

Gracias a los efectos positivos en la piel con esta afección, la fototerapia se ha ganado un puesto entre las recomendaciones de mayor eficacia. Con el tiempo adecuado, los rayos solares son capaces de brindar bondades para la piel descartando posibilidades de contraer cáncer de piel.

En casa, se recomienda exponer al sol la zona de piel afectada por no más de 15 minutos. En este tiempo, la dosis de luz solar, lejos de tener efectos negativos en piel, hace un gran trabajo desinflamatorio mitigando la molestia. 

Por otra parte, la fototerapia es un procedimiento para tratar la psoriasis con rayos ultravioletas que debe llevarse a cabo en el consultorio del médico. Este especialista será quien sugiera la frecuencia de tratamiento apropiado para que sea beneficioso sin correr riesgos. 

Tratamientos específicos 

Entre las opciones de tratamientos, los tópicos en crema causan un alivio local al ser aplicados directamente en la piel. El ácido salicílico es uno de los componentes más eficaces para promover que las escamas caigan y se regenere la piel. No obstante, altas dosis podrían causar debilitamiento del cabello, así que los consejos médicos en cuanto a cantidad son claves.

Las cremas con esteroides como componentes son un remedio de acción casi que inmediata en la inflamación, picazón y bloqueo de las células causantes. Sin embargo, igual de inmediatos podrían ser efectos secundarios como una piel quemada, reseca y de mayor delgadez.

Otro tratamiento que hace ver sus resultados mejoradores es el de preparaciones con retinoides que contienen vitamina A en forma sintética. Al igual que los anteriores, requiere de observación mientras se aplica por poder causar irritación y resequedad.

Desconocer la efectividad de todas estas alternativas no correspondería a la verdad vista en muchos pacientes. Sin embargo, la invitación es a voltear la mirada a opciones que puedan brindar alivio estando tranquilo de que algunos efectos colaterales no incomodarán tu salud.

 

Remedios naturales

La psoriasis tiene fases y niveles de severidad que se desarrollan en las personas de diferentes maneras. Del mismo modo, la respuesta a tratamientos químicos o naturales que buscan ser menos invasivos es distinta según cada persona. Sin embargo, el alivio comprobado en piel de baños de sal marina y la aplicación de aceites esenciales son parte de las opciones más consideradas.

Remojarse en un puñado de sales de Epsom aportará sus frutos para calmar la piel en un tiempo muy rápido que puede reforzarse con por lo menos 4 semanas de tratamiento. Además, toda la piel se verá ampliamente beneficiada con sus valores sanadores. Otra terapia alternativa y muy saludable es cubrir tu piel con los mejores aceites esenciales  sugeridos para la psoriasis. 

Aceites esenciales 

El doctor Dei-Cas es un médico dermatólogo referencia quien ha llevado estudios sobre tratamientos alternativos a los de composición primordialmente química y que han generado propuestas con un alto nivel de efectividad en pacientes con psoriasis. Como todo médico, advierte que la utilización inapropiada podría resultar contraproducente, sin embargo, su propuesta tiene base en aceites esenciales naturales de características específicas. 

El aceite de bergamota es un poderoso antiséptico, estimulador del flujo sanguíneo, potenciador del sistema inmune y, además, contrarresta la ansiedad y el estrés. El de melisa alivia la picazón de las escamas producidas, la manzanilla actúa como desinflamatorio y bálsamo calmante y la lavanda ayuda con la hidratación y la regeneración de la piel. 

 

Más aceites para la terapia 

A pesar de no poderse afirmar que son utilizados como tratamientos primarios de la psoriasis, el encuentro de la mitigación de la inflamación y sensación de picor en diversos aceites los ha hecho ser tomados en cuenta como parte de la rutina de tratamiento.    

Por ejemplo, unas gotas de aceite de geranio con aceite de coco generan una mezcla efectiva en problemas de piel reduciendo la inflamación y promoviendo la regeneración de células. Una pequeña dosis de aceite de menta alivia el parche de psoriasis y todo su alrededor de picor y dolor. Otro que reúne propiedades antiinflamatorias y de curación de la piel destacables es el aceite de semilla negra o de semilla de comino negro. 

La forma de aplicación de estos aceites aliviadores puede ser a través de compresas que reposen durante varios minutos en las zonas afectadas o masajes para ir calmando la sensación de picazón mientras que se ayuda a que el aceite penetre mejor. Untar el aceite, dar vuelta con plástico envolvente y dormir con él tendrá también un excelente resultado calmante. 

Cualquiera que sea la forma de aplicación que quieras escoger, recuerda que la decisión de utilización y la cantidad de dosis es siempre aconsejable recibirla de un especialista para no correr ningún riesgo, sobre todo, para aquellas personas con algunos trastornos como la presión arterial. De igual manera, es muy prudente hacer una prueba con poca cantidad del aceite en un área de tu piel para descartar cualquier reacción alérgica.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments