Ahora puedes ahorrar con tu consumo eléctrico, gracias a las nuevas medidas legislativas que impactan al sistema energético.

Última actualización: 18.08.19

 

Gracias a la nueva regulación legislativa sobre las alternativas energéticas de autoconsumo, aprobada en abril de este año, ya es posible ahorrar considerablemente en el coste de nuestra facturación de electricidad, pues ya no están penalizadas con el llamado “impuesto al sol”, siendo más fácil usar paneles solares en nuestro hogar. 

 

Si estás analizando la posibilidad de generar tu propia energía, conocer más acerca de las nuevas regulaciones legislativas te puede interesar. Te anticipamos que Teresa Ribera, encargada del Ministerio para la Transición Ecológica, dio en fechas recientes la noticia respecto a la aprobación del decreto para regular el autoconsumo y mencionó cuáles son las medidas más importantes que va a tomar el Gobierno en fomento del plan estratégico nacional para combatir la pobreza energética para los años 2019-2024, ya que ambas normativas se van a aplicar de manera conjunta para obtener mejores resultados. 

Las distintas opciones que ofrece esta nueva regulación que hace cambios profundos a nivel técnico, económico y administrativo en cuanto a la instalación de placas solares, simplificando notablemente los trámites y facilitando el acceso a estas formas de autoconsumo energético, estamos seguros de que va a producir un gran impacto en el sistema eléctrico.

 

Antecedentes legislativos de la regulación de fuentes de autoconsumo.

Quienes en algún momento se preguntaban qué placa solar comprar, a menudo desertaban de la idea debido al poco beneficio que esto representaba, todo como consecuencia de los impuestos que implicaba su regulación.

Así vemos, como desde octubre del año 2015 se viene regulando el autoconsumo en el país con la entrada en vigencia del primer decreto en el cual se obligó a los consumidores que generaban su propia electricidad a tener que pagar un impuesto adicional si utilizaban la red eléctrica tradicional en un momento determinado, lo que suponía un veto si esos pequeños productores querían vender el excedente de energía que habían generado y que no usaban. Esto fue lo que se llamó el “impuesto al sol”.

 

 

Pero este sistema legal fue recurrido en nulidad ante el Tribunal Supremo, donde fue validado después de dos años y negó el establecimiento de un impuesto al sol. Para el Supremo Tribunal, los consumidores de energía renovable solo pagaban los mismos gastos que la mayoría de los usuarios, pero medidos por su particular perfil.

Posteriormente, en el mes de octubre del año 2018, el Gobierno derogó ese tributo, suspendiendo durante 6 meses dicho pago para tratar de disminuir el precio elevado de la energía eléctrica, ampliando a su vez el bono social que se le otorga a los consumidores considerados vulnerables. Actualmente, el gabinete del Ejecutivo está estudiando la continuación de estas medidas para mantener este sistema. 

 

Excedente energético y compensación.

El nuevo decreto busca una integración para el sistema de red eléctrica donde se incluyan nuevos consumidores, mientras se introducen las fuentes alternas de energía renovable en un proceso más complejo, que faciliten la gestión en los sistemas compensatorios, así como la inclusión de los productores domésticos de energía para que puedan vender el excedente de energía a la red a una menor escala.

Este mecanismo se conoce como el balance neto de consumo, según el cual un consumidor promedio que genere un exceso en la electricidad que utiliza normalmente, puede reducirlo posteriormente en su facturación, porque se conectaría al sistema eléctrico convencional como un soporte.

Es así, como este nuevo decreto hace una diferenciación entre las instalaciones individuales, que son 100% renovables y producen una energía inferior a 100 kWh, de las instalaciones colectivas las cuales están sujetas a comunidades vecinales y se encuentran interconectadas a través del mismo cable de baja tensión en una extensión que no sobrepasa los 500 metros.

En este punto, es oportuno saber que para que esas compensaciones sean posibles y aparezcan en tu factura de luz, el usuario de la energía debe tener un contrato con alguna comercializadora como Endesa, Iberdrola o Naturgy, etc., mientras que el valor será determinado por el precio que haya en el mercado, después de haberse descontado los gastos por la comercialización. En cambio, si tiene un acuerdo con una comercializadora libre, la compensación será pactada entre ambas partes.

Otro aspecto interesante de la nueva normativa es que los descuentos no pueden ser acumulativos ni se pueden compensar en períodos siguientes, por lo que deben realizarse en la factura del mes que les corresponda. Además, la instalación de paneles solares de forma individual necesita un contador que sea bidireccional, y en caso de ser colectivas, requieren un medidor que distinga entre la generación neta. Pero se hace la salvedad de que en las pequeñas viviendas, donde la potencia que se produce no supera los 15kW, no tienen que sacar permisos de instalación ni de acceso.

 

Estrategia contra la Pobreza Energética.

Se trata de un instrumento a través del cual se trazan los parámetros para disminuir la pobreza energética en el país, donde aparece la primera definición que se hace de manera oficial sobre este tipo de pobreza y fijan como principal objetivo obtener una reducción de un 25% para el 2025, procurando llegar hasta el 50%.

Este instrumento oficial dividió el marco de acción en cuatro ejes y estableció 19 medidas diferentes con indicadores para hacerle un seguimiento eficaz para su cumplimiento. 

 

 

Entre las medidas tomadas en este marco estratégico, se puede mencionar la fijación de las líneas para asignar un bono energético para un futuro, que se pagará de forma automática y que servirá para cubrir todos los gastos que producen las distintas alternativas de suministro energético.

Además, se plantean algunas acciones para rehabilitar las diferentes fuentes de energía de las viviendas, la sustitución de electrodomésticos antiguos y equipos a cambio de aparatos más eficientes. 

Otra medida importante de este plan estratégico es la prohibición del corte de servicio energético en condiciones metereológicas extremas a usuarios considerados como vulnerables, sumado a las restricciones con corte del suministro en las viviendas donde haya personas menores de 16 años de edad, personas con discapacidad o alguien que sea dependiente. 

Asimismo, fue ampliado el período previo de corte del suministro de energía eléctrica por impago, aunque durante esos cuatro meses, el cliente solo recibirá un suministro mínimo para su hogar.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...