4 FORMAS DE DARLE ENCANTO A TERRAZAS PEQUEÑAS

Última actualización: 21.10.19

 

Llega la primavera y nos entra el gusanillo de sentarnos al sol. ¿Qué mejor lugar que en la terracita de tu casa? Aquí te damos cuatro ideas para convertir tu pequeño rincón en un auténtico oasis donde podrás disfrutar de tu tiempo libre.

Para decorarlo con éxito, lo primero que tienes que pensar es para qué vas a usar tu balcón. ¿Será un sitio donde desayunar o comer, entretener a tus invitados o relajarte? Cuando lo hayas elegido, será más fácil visualizar cómo quieres que sea, decidirte por los colores que usarás y qué complementos añadirás.

 

Nosotros os proponemos cuatro ideas:

 

1. MADERA

¿A quién no le gusta la madera? Puedes reciclar palés para hacer muebles a medida, ya sean mesas pequeñitas o sillones. Son súper fáciles y económicos. Incluso puedes añadirles ruedas para que puedas moverlos con más facilidad. Elije unos cojines resistentes y cómodos y ya tendrás dónde sentarte.

 

 

También nos gusta la idea de forrar una pared con tablas de madera. Puedes enganchar todo tipo de complementos para hacerlo más personal o práctico. Los límites los pones tú. Se trata de echarle imaginación e ir probando hasta que quedes satisfecho con el resultado. Quizás sea buena idea tratar la madera antes de fijarla para que se resista a la humedad o los cambios de temperatura.

 

2. TEXTIL

Elige primero la paleta de colores que quieres usar. Sugerimos un color neutral como principal, y después, con cojines, mantas o alfombras puedes dar toques de colores más vivos. Los lunares o cuadros son una apuesta segura ya que pegan con todo, pero si quieres ser más atrevido, recuerda que el animal print ha vuelto para quedarse. Si lo que quieres es poder retirarlos al final del día, los pufs o sillas plegables son opciones fáciles de mover.

Por otro lado, nosotros estamos enamorados de las hamacas. Si lo ves posible, merece la pena tener una. Eso sí, asegúrate de que esté bien sujetada, que no queremos ningún accidente.

 

3. PLANTAS E ILUMINACIÓN

De todo tipo y todas las que quepan. Un truco es tener plantas que florezcan en diferentes épocas del año, así, el aspecto de tu terraza irá cambiando a medida que pasa el tiempo. En cualquier tienda de decoración o bricolaje puedes encontrar tiestos colgantes. Si sigues nuestro consejo anterior y optas por la tabla de madera en la pared, puedes crear tu propio jardín vertical

Si no tienes mucho espacio, existen muchísimos tipos de cactus y plantas diminutas que caben en cualquier sitio y aportan encanto estén donde estén.

Otra opción son las plantas aromáticas como el tomillo o la albahaca fresca. Lo aportan todo: color, olor y sabor.

En cuanto a la iluminación, las guirnaldas o farolillos con luces led son la opción más segura. Y las velas (siempre y cuando estés pendiente de ellas) quedan preciosas y dan un toque romántico (¡o aromático!) a la terraza.

 

4. ALMACENAJE

Otra forma de aprovechar al máximo tu balcón es fijar en una de las fachadas tu patinete o bicicleta. A veces, es difícil encontrar un sitio donde guardarlas y no todo el mundo tiene la suerte de tener un trastero. Esta es una oportunidad para tener la bici a mano, sin que estorbe y que, a su vez, sirva para darle un toque más moderno a tu terracita. Si no cabe en la fachada, existen muchos soportes de diferente estilo que puede adaptarse más a las condiciones de tu hogar.

Las cestas de mimbre o cajitas de madera (nótese nuestro amor por la madera) pueden ser un buen sitio para guardar revistas, libros, o lo que te apetezca. Además, los puedes pintar para adaptarlos a la paleta de colores que hayas elegido.

Depende de los gustos de cada uno y del espacio del que se dispone, evidentemente, pero la clave está en ponerle ganas e imaginación. Ya has visto que con muy poco se puede hacer magia y crear tu propio santuario donde relajarte, charlar con los amigos o cenar a la luz de las estrellas.

 

Autor: Jennifer Tejada

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 4.75 de 5)
Loading...